frutaEs uno de los alimentos más importantes. Albert Ronald Morales escribió con respecto a ellos, “el agua de todas las frutas jugosas es un agua viviente, tiene la que le han transmitido las células vegetales que la han formado, y que nuestro cuerpo puede aprovechar para que sus células se limpien y desintoxiquen, condición necesaria para la salud del cuerpo, que depende de la salud de las células que lo componen”.

 

Las frutas poseen antioxidantes, que son las vitaminas, sobre todo la C, que tienen una función antiinflamatoria; una dieta rica en estos alimentos protege de las afecciones pulmonares crónicas.

 

El aguacate es una fuente de minerales y proteínas, y su contenido en clorofila contribuye a renovar los glóbulos rojos de la sangre; además es un poderoso afrodisíaco.

 

Greg y Beverly Frazier, en su libro, “La cocina afrodisíaca” dicen, “Al llegar a México, los conquistadores españoles, observaron que a los aztecas les gustaba un curioso fruto verde al que llamaban aguacate. Los indios les explicaron que aguacate significaba testículo, porque era capaz de suscitar una pasión sexual intensa”.

 

El albaricoque contiene vitaminas A y C, es diurético, rico en potasio y muy apropiado para combatir la anemia. Los secos tienen una concentración de betacaroteno más elevada que la fruta fresca.

 

La cereza es diurética, antirreumática, previene las caries, alivia los problemas de vesícula y los de cálculos de riñón y es beneficiosa para la gota. La corteza de la cereza negra silvestre, es utilizada en medicamentos para la tos y el resfrío.

 
La manzana previene el constipado, detiene la diarrea, mejora la capacidad pulmonar y las articulaciones.

 
La remolacha, fortalece el corazón, purifica la sangre, mejora la circulación.
Las fresas contienen un gran porcentaje de agua, casi no tiene calorías y contiene vitamina C, un poco de E, minerales como el potasio, el magnesio y el calcio. Se recomienda para el crecimiento óseo, como diurético, así como laxante, para la hipertensión, ayuda a eliminar el ácido úrico. Es desintoxicante y depurador, antiinflamatorio y anticuagulante. Es muy buena para la piel, la vista, los dientes y los huesos.

 
El plátano fortalece los huesos, controla la presión de la sangre, mengua la tos y detiene la diarrea.