En ocasiones, parece que el único modo de dar un masaje es sin ropa de por medio. Como es lógico, este método implica una mayor intimidad y sensaciones entre ambas partes, pero puede no ser siempre recomendable teniendo en cuenta la confianza entre las personas o el lugar en que se encuentren. Un masaje puede ser relajante y excitante al mismo tiempo, y preparar el terreno para algo más cuando exista el momento de intimidad adecuado. Entonces, toma nota de cómo dar masajes relajantes sin quitar la ropa.

Dar un masaje relajante en cualquier momento y lugar

En primer lugar, hay que puntualizar que un masaje profesional requiere la eliminación de una parte importante de la ropa, a poder ser toda, porque es necesario el contacto físico entre las manos del masajista y la piel del masajeado, ya sea un masaje tradicional, relajante, o estimulante. Sin embargo, las pautas pueden variar cuando se realiza a nivel personal, aunque siempre siguiendo ciertos consejos.

Tipo de ropa

La ropa no tiene por qué ser un impedimento para realizar un buen masaje, aunque puede intervenir a la hora de tener más o menos sensaciones en el cuerpo. La ropa demasiado ancha, o varias capas de ropa, pueden condicionar la efectividad del masaje. No obstante, si se realiza con cuidado y un poco de técnica, es posible disfrutar de la mayoría de ventajas de un masaje relajante.

Accesorios

Algo a tener en cuenta a la hora de dar un masaje del tipo que sea, es que los accesorios pueden resultar molestos e incluso llegar a dañar a alguna de las partes. Los anillos, los collares, los pendientes, etc., deberían desaparecer por el bien de la sesión, y para evitar algún posible susto.

Técnica

La técnica en este caso es igual que si no existiera ropa. Se trata de conseguir la relajación o la estimulación de la otra persona masajeando diversas zonas de su cuerpo. En aquellas zonas donde exista una mayor cantidad de ropa, simplemente será necesario apretar un poco más. Si bien es cierto, que en estos casos las caricias pasarán desapercibidas, por lo que se recomienda reservarlas para los centímetros de piel desnuda.

Como ves, no es necesario que el receptor se desnude para recibir un masaje relajante. La ropa es totalmente opcional, y dependerá en buena medida de cuál sea el objetivo del masaje en la pareja y del espacio donde se encuentre. Aunque ya saber cómo dar masajes relajantes sin quitar la ropa, recuerda que la mayor sensación de placer se consigue al experimentar un masaje erótico profesional, y ahí la ropa no tiene cabida.