Es un árbol frutal pequeño, que tiene por fruto al limón, comestible, de sabor ácido y muy perfumado. No sólo se utiliza en la alimentación, sino que su madera de color amarillento y muy lisa es apreciada para trabajos de ebanistería.

Procede de Asia, era desconocido por romanos y griegos, y su nombre aparece por primera vez hacia los siglos III y IV en un tratado de agricultura. Fue introducido a España por los árabes, y se arraigó en el benigno clima de la costa del Mediterráneo.

El limón contiene vitamina C, que refuerza las defensas, ácido cítrico, además de numerosos usos culinarios. Se puede utilizar también para potabilizar el agua, algunas gotas en un vaso de agua, con un reposo de algunos minutos, son suficientes.

Es diurético, fortifica los bronquios, purifica la sangre y el hígado, aplicado directamente sobre las heridas las desinfecta, y es muy eficaz para combatir los trastornos digestivos.

Es rico en minerales como el magnesio, fósforo, potasio y calcio, siendo el potasio muy efectivo para el control de la hipertensión arterial.
,
Además de contar con casi todo el grupo de vitaminas C, es rico en vitamina PP, que mejora la digestión, y es muy beneficiosa para la piel, el sistema nervioso y el aparato digestivo.

Es un fruto que tiene muchísimos usos y que podríamos definir casi como medicinal, ya que contribuye en la curación de más de ciento cincuenta enfermedades.