Hoy hablaremos del blanqueamiento de nuestra piel, más específicamente de la piel de nuestro rostro.

En primer lugar, quisiera destacar, que uno debe aceptarse y quererse tal cual es. Sé que es un tópico pero un tópico verás. Entiendo que la sociedad de hoy en día nos incita a creer que quienes tienen piel clara son o más bellos o bien, más interesantes, pero muy lejos de la verdad. Acaso les parece entonces, que Martin Luther King o Mahatma Gandhi eran poco interesantes? Y más bellas? No conocen a  Naomi campbel ?

El hecho es que debemos ser lo suficientemente fuerte para no caer en las garras de la moda mediática y cultural.

Ahora bien, si deseas simplemente estar un poco más blanquita por que estas en una etapa un tanto gótica, en ese caso te daré algunos consejos que te ayudarán para cumplir tus objetivos.

Se puede realizar una mezcla de berro triturado con la procesadora (50 gr) con una cucharada de miel, en este caso no solo daremos a nuestra piel un color uniforme sino que aprovecharemos los beneficios de la miel.

Otra composición que se puede hacer es mediante una cucharada de levadura de cerveza con un chorrito de limón, agua tibia y un huevo, formando así una mezcla un tanto pegajosa. Dejarla actuar unos 30m, retirar luego con agua tibia.

Otra técnica que he encontrado es la de simplemente batir claras de huevos y mezclarlas con jugo de limón hasta que tenga una consistencia cremosa, dejándola reposar durante toda la noche en nuestro rostro.

También se puede dejar durante toda la noche, el rostro cubierto con el suero de la leche aplicada con algodón.

Una técnica que me encantó por su simplicidad es la de cortar una papa por la mitad y pasarla por la cara, cubriendo la piel con la sustancia que desprende. Por lo tanto es una técnica que se puede llevar a cabo mientras cocinamos, matando dos pájaros de un tiro, o económicamente hablando, aprovechar nuestros escasos recursos.

Sin más por hoy me despido, aunque antes quisiera recordarles dos axiomas estéticos que nunca debemos olvidar y es que, nunca se deben quitar las manchas del rostro en verano, y al colocar cualquier producto en nuestro rostro hay que hacerlo mediante movimientos circulares y relajados.