No sé si será por el tipo de cutis o porque lo tienen más curtido de tanto afeitado, pero la piel del hombre tarda más en envejecer, aunque cuando lo hace es de manera repentina.

Yo por mi parte, prefiero a esos cincuentones con algunas arruguitas en los ojos y el cabello un poco cano, que les da un aspecto muy varonil, cuidados, pero no tanto, lo justo para no perder ese toque sexy.

Pero las cosas han cambiado y los centros de estética también acogen gran cantidad de clientela masculina; según Anaya, “Antes los hombres miraban con recelo asistir a una estética o spa, pensaban que ese plan era exclusivo para las mujeres. Asistir a un centro de estética no es solamente asunto de vanidad, cuidar nuestra piel y cuerpo ayuda a evitar un rápido envejecimiento”.

Además de usar cremas y lociones antiarrugas sobre todo en el contorno del ojo, la esteticista recomienda los masajes, “Además de los masajes relajantes están los reductores, y ya no son exclusividad del sexo femenino. Por consiguiente  algunos señores acuden al spa para moldear su figura y combatir esos gorditos que empiezan a aparecer”.

La nutricionista Ligie Correa hace hincapié en la buena alimentación, “Cuando los hombres pasan la edad de 35 años el metabolismo es más lento, por lo tanto se debe tener claro lo que se puede consumir. No deben comer cantidades grandes, es decir la mitad de lo que se comían en la juventud”.

Y recomienda evitar el sedentarismo, “Tanto hombres como mujeres deben caminar todas las mañanas, así sea por 20 minutos. Esto oxigena el cuerpo y por ende la piel no va a envejecer”.