La pérdida de cabello es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque normalmente lo hace de diferentes maneras. A nadie le gusta que se haga evidente la falta de pelo y por eso se recurre a diverasas maneras de disimularlo.

Una de las maneras de disimularlo es dejándose más largo el pelo que todavía se conserva para cubrir de este modo las zonas en las que hay menos densidad. Sin embargo, esto suele ser bastante evidente para quién lo ve y no es efectivo en absoluto cuando ya hay calvas significativas.

También existen los implantes de cabello, pero no todo el mundo quiere pasar por una intervención, sobre todo cuando la pérdida de pelo es temporal o ya sabe que es progresiva y que tendría que intervenirse varias veces con el paso del tiempo.

Las prótesis de cabello

Las prótesis de cabello son, seguramente, la mejor solución para disimular la calvicie de una manera efectiva y natural. Cuando se habla de este tema muchas personas piensan en los peluquines de toda la vida, que eran demasiado evidentes y que además, podían desprenderse en cualquier momento.

Pero las cosas han cambiado y los avances en este terreno son realmente espectaculares. Hoy, podemos hablar de las nuevas prótesis capilares indetectables que permiten resultados totalmente naturales y muy satisfactorios.

A diferencia de los peluquines, estas prótesis se realizan conforme a un molde de la zona de la cabeza que la persona necesita cubrir. Por eso, se adapta de forma totalmente personalizada tanto a grandes calvas como a otras más pequeñas o incluso a áreas con pérdida de densidad de cabello.

La mejor imagen

Las prótesis se realizan con cabello natural, por lo que está garantizado que el aspecto es el mismo que el del cabello propio, quedando perfectamente integradas. Pero, además, por sus características, permiten que la persona pueda peinarse como quiera ya que no se ven las uniones ni el inicio de la prótesis.

De esta manera, es posible peinarse con el pelo hacia atrás incluso si la prótesis llega al nacimiento del cabello ya que no se notará absolutamente nada. Esto facilita el máximo de naturalidad y poder llevar los peinados que se deseen sin ningún tipo de dificultad.

Si se combina el uso de estas prótesis con la mano de un buen estilista, se pueden conseguir resultados muy sorprendentes y una imagen impecable.