Los kimonos para bodas son la última tendencia para invitadas a estos eventos sociales. Se trata de prendas muy versátiles, que se pueden vestir de maneras muy diferentes, y que permiten ir siempre perfecta a la par que muy femenina.

Inspirados en la moda oriental, pero adaptados a la forma de vestir de los occidentales, los kimonos están siendo toda una revelación en el mundo de la moda para muchas mujeres con estilo.

Un kimono largo y cerrado

El kimono largo cerrado hace las funciones de un sofisticado vestido. No necesitas llevar puesto nada más para verte perfecta. El kimono se ciñe al cuerpo y al ir atado a la cintura marca la figura de una forma elegante y femenina.

Los kimonos largos cerrados valen para bodas de día y también para las de noche. En una de día se puede completar con un pañuelo a juego en el pelo, que dará un aire muy juvenil al llevar la melena suelta. Por la noche, se puede acompañar de un bonito tocado que le de un aspecto más festivo al conjunto.

En cuanto al calzado, puede llevarse con zapato salón para el día y con una sandalia de fiesta durante la noche, por dar solo dos opciones de las posibles.

Un kimono largo y abierto

Los kimonos largos abiertos se pueden llevar abiertos y lucir por debajo una blusa con un pantalón o, tal vez, un estupendo mono de fiesta. El kimono largo con blusa y pantalón es ideal para cualquier compromiso diurno mientras que con el mono de fiesta se consigue con look perfecto para una fiesta por la noche.

Para la opción de día se puede apostar por unas sandalias de tacón ancho de media altura, reservando el tacón ancho más alto para la fiesta nocturna. Este tipo de tacón te permitirá bailar si es necesario sin tener molestias en los pies.

Un kimono corto a modo de blusa

Para acabar, nuestra última sugerencia pasa también por un kimono, pero en esta ocasión corto. Se llevan cruzados y atados en la cintura a modo de blusa y se pueden combinar con un pantalón de corte recto o uno ancho estilo palazzo.

Para completar el conjunto, unas sandalias de tacón alto muy fino a juego con la cartera y el resultado será un look perfecto, para cualquier evento social tanto para el día como para la noche.